AVANZA ORIENTA

  • 15.11.2020 |

AVANZA ORIENTA se celebró de forma presencial el 10 de noviembre en el Palacio Europa de la capital gasteiztarra.

La jornada organizada por los centros de Formación Profesional, que tuvo que suspenderse en abril por la pandemia, regresó con un programa interesante con el objetivo de poner en valor esta modalidad formativa a través de los testimonios de sus protagonistas.

La participación de Roberto Aguado, referente en inteligencia emocional, e Iñigo Sáenz de Urturi, vitoriano experto en comunicación y programación neurolingüística, cobró especial significado en estos tiempos tan complicados es los que son tan necesarios una correcta gestión emocional ante la Covid-19.

El evento redujo el programa previsto inicialmente y se tuvo que trasladar a un espacio mucho más amplio con el objetivo de cumplir con las medidas de seguridad exigidas, garantizando la seguridad de los/las asistentes.

Orientadores/as, tutores/as y directores y directoras tuvieron la oportunidad de profundizar sobre la FP dual, los programas de especialización, los beneficios que suponen para la empresa, las ventajas para el alumnado y, en definitiva, para nuestra economía. Contamos con los testimonios de responsables de empresas, instructores/as y alumnos/as que han participado en estos programas, que relataron sus experiencias y nos ofrecieron diferentes puntos de vista sobre esta modalidad formativa corta, práctica, flexible y muy vinculada a la empresa.

Además, la jornada de trabajo incluyó también las intervenciones de ponentes como Roberto Aguado, creador de un modelo educativo propio, futo de muchos años de investigación, al que denominó como VEC (vinculación emocional consciente), que ha sido aplicado en más de 300 centros educativos.

Iñigo Sáenz de Urturi, vitoriano y experto en liderazgo inteligente, comunicación y cohesión de equipos de trabajo, se centró en la necesidad de conectar con los/las jóvenes y tratar de liderarlos.

La salud emocional en un contexto de pandemia como es el Covid-19 sufre de manera especial y repercute en nuestra actividad profesional. Entender las emociones y tratar de controlarlas de forma correcta supone un reto también para el sector educativo, ante el que orientadores/as y tutores/as no pueden permanecer ajenos.

Más información: www.avanza.eus


Twitter      Facebook